Terapias del Duelo

 

Pérdida de personas o seres queridos

Separaciones, Divorcios, Rupturas

  Enfermedades, hereditarias,
Crónicas, Terminales y la Agonía

 Pérdida del trabajo, Jubilación,
perdida de propiedades... , el Suicidio

¿ Que es el duelo, la Ansiedad ?

Trastornos por estrés postraumático

Ayuda profesional

Por Ramón Puig
Teléfono para consultas 93-5120551
E-mail: ramon@tarotdehoy.com

Breve descripción del duelo por una perdida

El Duelo
El duelo es un proceso omnipresente de la vida humana
Se reconoce como una respuesta emotiva durante la pérdida de alguien o de algo.
Cada pérdida significativa provoca una serie de reacciones emocionales, físicas, de conducta y pensamientos característicos.
El periodo de tiempo en que ocurren estos eventos se les llamo Duelo
El dolor por la pérdida puede hacernos sentir confusos e inseguros, puede cuestionarnos creencias y principios.
La intensidad del duelo o la pérdida no depende de la naturaleza de lo que se ha perdido, sino del valor que cada persona le atribuye a la pérdida

Entre los diferentes tipos de pérdida durante el ciclo vital encontramos:
La muerte de un ser querido, incluidas las mascotas. El aborto o la perdida de un bebe,
En la enfermedad ya sea hereditaria, crónica, terminal y la Agonía
Las rupturas, separaciones divorcios o cambios en las relaciones, incluidas las amistades.
Pérdida de un trabajo o cambios en la estabilidad financiera. La jubilación, Embargos, Desahucios

Pérdida, dolor, aflicción, .
La pérdida de un ser querido puede golpear dolorosamente a nivel emocional, físico y mental.
Como ejemplo, relacionamos algunos de los sentimientos o estados:
Aflicción
Respuesta emocional apropiada y normal a una pérdida significativa y reconocida conscientemente por el individuo
Tristeza :
Alteración de la afectividad en que se produce un descenso del estado de ánimo, que puede incluir también pesimismo, desesperanza y disminución de la motivación.
Desconsuelo
Estado de quien está desconsolado. Que no tiene consuelo.
Desolación :
Acción de desolación. Un golpe..., una desgracia, una pérdida, etc.
Dejándonos como si le faltara el todo.
Desazón :
Inquietud, molestia, producida por una fuerte excitación, una gran impaciencia, un desasosiego
Abatimiento :
Estado de aquel que está abatido.
Perder la fuerza física, moral, el coraje, vigor, etc .
Desánimo :
Falta de ánimo, desánimo.
Perder el coraje, el espíritu, de hacer cosas .
Agobio :
Estado de quien está abrumado.
Sucumbir bajo una carga excesiva.
Caer en un estado de postración física.
Desfallecimiento :
Hecho de perder las fuerzas físicas o morales .
Desesperación :
Estado de grave perturbación del ánimo debida a la pérdida de toda esperanza de salvación, a la consideración de un daño irreparable, de la impotencia de éxito

 

El duelo por la muerte

¿A quién has perdido ?

¿A dónde van las personas cuando mueren? …

Lo único que se es que nos dejan

El duelo es la prolongación de una respuesta emotiva ante la pérdida de alguien o de algo significativo

Cada perdida de una posesión, objeto o ser querido provoca una serie de sentimientos que alteran nuestro comportamiento en la vida diaria.

A lo largo de nuestra vida pasamos por una serie de pérdidas y separaciones que nos recuerdan que todo vínculo y toda realidad son temporales.
Esta constatación nos puede angustiar y deprimir, pero no se puede eludir.

En el caso del proceso de duelo por la muerte de alguien cercano, la persona debe enfrentarse a la crisis de la pérdida ya una nueva estructuración de su vida, en la que el ser querido ya nunca más estará, por ello se requieren muchos reajustes vitales que dependen en gran parte de la misma persona, la vivencia del duelo es individual, aunque en su superación del entorno aporta factores importantes.

La manera en que vivimos durante el duelo es el que nos acerca o nos aleja de una resolución ante el duelo que experimentamos, por lo que la mejor manera de superar el malestar es enfrentándolo y buscando acoplarse a la vida que nos queda.

El proceso de duelo constituye un conjunto de reacciones de tal intensidad y complejidad que muchas veces es difícil distinguir entre un duelo normal y uno patológico, la frontera que podríamos poner es que en el duelo patológico la persona se ve superada por el dolor de la pérdida, rompiéndose el equilibrio psicológico y físico.
En cualquier caso habría que valorar el tiempo que duran los procesos defensivos (sobre todo la negación) y en qué medida influyen en funcionamiento psicológico de la persona para poder hablar de duelo patológico.

Estas conductas pueden ser un aviso de que la persona esta en un duelo patológico
Llorar en exceso durante periodos prolongados, Rabietas frecuentes y prolongadas, Apatía e insensibilidad
Un periodo prolongado durante el cual el paciente pierde interés por los amigos y por las actividades que solían gustarle. Frecuentes pesadillas y problemas de sueño. Pérdida de apetito y de peso. Miedo de quedarse solo, Frecuentes dolores de cabeza solos o acompañados de otras dolencias físicas. Imitación excesiva de la persona fallecida, expresiones repetidas del deseo de reencontrarse con el muerto.
Cambios importantes en el rendimiento escolar / laboral o negativa de ir a la escuela / trabajo.
Sólo en niños: tener un comportamiento infantil durante un tiempo prolongado, (hacerse pis, hablar como un bebé, pedir comida a menudo ...).

Si la mayoría de estos puntos se cumplen, lo más recomendable es pedir ayuda porque se le canaliza con un profesional, pues si el duelo se ha vuelto patológico es muy difícil que los pacientes salga de forma normal de este proceso.

Etapas del duelo
El recuerdo de su muerte te tomará la mano y no te soltará por un buen tiempo, vaciándote de todo y tratando seducirte. la rabia te inundara, brutalmente y sin razón contra todo y contra todos.
Sentirás que el dolor te duele en el cuerpo y te impedirá avanzar porque no verás ante tiene ningún camino
Finalmente la muerte, la rabia y el contrasentido darán paso a la tristeza y será cuanto a empezar a aceptar que se ha ido ...
Cuando se trata con el proceso de duelo es inevitable que los pacientes se sientan hasta cierto punto vulnerables y por ello sus mecanismos de defensa pueden resultar incómodos para la gente le que acompañamos, además aparecen las dudas de cómo podemos suavizar el su dolor yo como consolar-le pues a menudo no sabemos qué decir sin embargo, saber sobre el camino que el pacientes debe recorrer, porque para que acepte la muerte de esta persona e incorpore este hecho a la realidad, nos ayuda a comprender le más.

Las etapas del duelo
Anterior :
Cuando la muerte no es inesperada, es decir, se tiene información previa nuestra primera reacción es de sorpresa y luego se da paso a una negación , se vive en una represión de emociones pues lo más importante es brindarle apoyo a la persona que va a morir .
Inicial :
Inmediatamente después del fallecimiento llega el impacto emocional, reacción de rechazo, perdurará la negación del duelo, esta etapa puede durar semanas o meses, se mostrará prudente mencionar a la persona muerta y frases como "sé como te sientes ", " sigue adelante ", " tienes otros hijos " o" tu hermano está en un lugar mejor " no son de gran ayuda
Intermedio :
Enfrentamiento a la vida diaria, mayor percepción de pérdida, sentimientos de culpa.
En esta etapa todo depende del tipo de la relación que se mantenían con el fallecido,
Restablecimiento :
Nuevos deseos, nuevas relaciones sociales, predomina la nostalgia, la vida ya no será como antes.

El duelo en la Separación, Rotura, Divorcios...

Cuando se toma la decisión de separarse, cada miembro de la pareja queda afectado.

Los que abandonan la pareja experimentan culpa y vergüenza,
Los abandonados rabia y dolor

El duelo en la Separación, Rotura, Divorcios

Un primer paso para realizar el duelo saludable es, aceptar y reconocer los sentimientos para posteriormente soltarlos.
La separación es un proceso doloroso, pero puede ofrecer una oportunidad para el crecimiento personal.
Hay similitudes entre el luto por la muerte de un ser querido y duelo por separación, pero los sentimientos que provoca la terminación de la relación van mezclados con sentimientos de dolor, rabia, amargura, humillación e incluso excitación.
Toda separación implica una pérdida, las pérdidas generan dolor, y el dolor requiere curar en elaborar el duelo cada persona avanza a su propio ritmo.
Salir bien librado de una pérdida te tomará algún tiempo para que perder un amor no sólo consiste en decirle adiós a la pareja sino que se pierden objetos materiales, espacios, amistades, en ocasiones la casa, hijos, trabajo y ciertas relaciones familiares.
Detalles a tener en cuenta
Quien finaliza la relación
No es igual dejar ser dejado
El motivo de ruptura
No es lo mismo que sea porque no nos entendemos, que haya otra persona o se descubra una infidelidad
La manera en que se acaba esta relación
Si se habla o no hay oportunidad de una explicación, si es por una pelea o es consensuado
El impacto en sus circunstancias vitales
Tener hijos o no,
Como se queda la persona económicamente, si se tiene el apoyo de la familia, las amistades eran individuales o de la otra parte, etc
Características de la propia relación mantenida
Años de convivencia, tipo de convivencia, que me aportaba esa relación ...
características personales
No es lo mismo una ruptura a los 20 que los 50 años, si tiene una vida laboral y de ocio o no, si es la primera ruptura que la cuarta, etc .

¿Qué pasa a partir de la rotura, como se comporta la ex pareja?
No es lo mismo que no pare de llamar que si se traslada a otra ciudad,
¿Qué impacto familiar y social tiene?
No es igual verte apoyado por familia y amigos que si te critican y reprochan continuamente
O incluso en el caso de hijos a qué acuerdos llegan

Etapas emocionales de la separación

Trauma de la separación.
El miedo al abandono es común, sentir alivio entumecimiento o pánico y negación .
Puedes sentirte demasiado vulnerable, insomnio, irritabilidad, pérdida o aumento del apetito .
Arriba y abajo
Se pasa de una emoción a otra, para ayudarte en esta etapa elabora un inventario de ti relación para ver quién tenía la culpa y que podrías haber hecho.
Cada recuerdo y cada toma de conciencia te ayudará a liberar recuerdos reprimidos
Labor de Identidad.
Las emociones se vuelven más estables, los recuerdos pueden hacerte llorar pero la recuperación es más rápida, comienzas a establecer objetivos a futuro, controlar tus debilidades, tienes conciencia de ti misma, buscas nuevas actividades y círculos sociales .
El yo reencontrado.
Sensación de poder y realización.La separación te ha dado la oportunidad de experimentar y hacer nuevas cosas, nuevas elecciones basadas en ti y tus necesidades.

Los sentimientos de culpa, fracaso, rabia, pérdida y sensación de no ser amado son naturales en el proceso de duelo.

Las fases más comunes después de una ruptura serían:
1 Incredulidad / negación
2 insensibilidad
3 tristeza
4 Miedo, angustia , culpa
5 Ira ( venganza )
6 Sensación de descontrol , necesidad de salir , etc
7 nostalgia
8 Serenidad, necesidad de estar mejor
9 aceptación

El duelo en la enfermedad hereditaria, crónicas,terminal y la agonía

En las enfermedades
Hereditarias,
Crónicas
Terminales
y la Agonía
El proceso de asimilación del diagnóstico es,
en el fondo, un proceso de duelo .

Las Enfermedades
La enfermedad hereditaria
Dado que la enfermedad hereditaria está en los genes y se transmite, el diagnóstico trasciende al propio paciente, para afectar potencialmente a toda la familia.
Recibir una correcta información sobre la naturaleza de la enfermedad, sus causas, patrones de transmisión y riesgo de transmision es fundamental para todos .


La enfermedad crónica :
Vivir con una enfermedad de larga duración o crónica plantea nuevos retos a una persona.
Aprender a afrontar estos retos es un proceso largo, no es algo que se consiga de la noche a la mañana .
Pero entender lo que te pasa y participar activamente en el cuidado de tu salud te ayudarán a afrontar estos retos
El hecho de padecer un trastorno crónico no implica necesariamente tener una enfermedad grave o que puede poner en peligro la vida de una persona, aunque algunas enfermedades crónicas, como el cáncer y el SIDA, lo pueden hacer .
Las enfermedades crónicas también incluyen trastornos como el asma, la artritis y la diabetes.
Aunque los síntomas de una enfermedad crónica pueden desaparecer con los cuidados médicos, generalmente la persona sigue padeciendo la enfermedad subyacente, aunque los tratamientos que recibe pueden implicar que se sienta sano y se encuentre bien gran parte del tiempo.

La enfermedad terminal
En la actualidad es mejor hablar de situaciones clínicas al final de la vida, donde la enfermedad terminal se encuentra entre enfermedad incurable avanzada y la situación de agonía.
Enfermedad incurable avanzada.

Enfermedad de curso progresivo, gradual, con diversos grados de afectación de la autonomía y de la calidad de vida, con respuesta variable al tratamiento específico, que evolucionará hacia la muerte a medio plazo.

La agonía
La que precede a la muerte cuando ésta se produce de forma gradual, y en la que existe deterioro físico intenso, debilidad extrema, alta frecuencia de trastornos cognitivos y de la conciencia, dificultad de relación e ingesta y pronóstico de vida en horas o días.

El duelo en las enfermedades
El duelo se refiere al proceso psicológico y emocional por el que pasa la persona que sufre una pérdida, en este caso la pérdida de la salud y, o de las expectativas de vida, las cuales suelen ir acompañadas de una disminución en la calidad de vida debida a la enfermedad.
Más allá de la pérdida de la salud, además , se produce una pérdida de la auto -imagen.

La imagen que tenemos de nosotros mismos, la imagen que ofrecemos a los demás y lo que es quizás más importante:
la imagen que los demás nos devuelven, directamente relacionada con la autoestima .
En el caso de los padres, éstos pueden perder su hijo o bien se produce una pérdida de las expectativas e ilusiones que tenían sobre él .

Experimentar estas pérdidas es experimentar dolor .
El dolor suele ir acompañado de otros sentimientos:
Miedo, enojo, culpa, tristeza, ansiedad, soledad, impotencia, frustración, confusión, a veces insensibilidad. Intentó apartar esos sentimientos no es sano, puede llevar fácilmente en estados crónicos de irritabilidad , la depresión, el aislamiento .

Como dice Schwartz - Borden
Es conveniente dejar entrar la angustia y dejar salir sus expresiones, saber y sentir en el fondo del alma lo que ha pasado"

Este proceso de experimentar con plena conciencia todas las emociones y sentimientos asociados a la enfermedad ya la pérdida de la salud requiere tiempo, y se realiza mejor acompañado que solo.
Por eso a menudo es necesaria la ayuda de un asesor psicológico que facilite, contenga y acompañe el proceso a lo largo de las diferentes fases.

Fases o tareas para las que suele pasar la persona ante el diagnóstico de una enfermedad hereditaria...
Hablamos de tareas para indicar que la persona ha tomar un papel activo para atravesar y superarlas.

La primera reacción ante la noticia suele ser
La negación,
La sensación de que "no es verdad
Esto no puede estar pasando a mí,
Seguro que se han equivocado.
Una forma más ligera de negación puede ser minimizar el significado del diagnóstico ( o será tan grave no tomar la medicación, etc . ) .
La negación es normal y protectora al principio, pero no lo es quedarse pegado a ella.
Llegar a aceptar la realidad y sus consecuencias lleva tiempo, ya que la aceptación debe ser no sólo intelectual sino también emocional .

La segunda fase o tarea es trabajar las emociones :
El dolor, la rabia, la ira, la angustia, la culpa.
Cualquier conducta que intente evitarlas o bloquear no hará más que alargar el dolor y enquistarse lo, ya la larga éste saldrá disfrazado con otras vestimentas.
Los típicos comentarios de familiares y amigos hay que ser fuerte, tú puedes, necesitas distraerte , aumentan la incomprensión, la culpa y el sentimiento de soledad del afectado, le hacen sentir que no tiene derecho a sentirse mal, aumentan sus defensas y bloquean el proceso de duelo.
Por el contrario, compartir estos sentimientos que inevitablemente afectan a todos puede servir para acrecentar la unión y facilitar el tan necesario apoyo familiar y social.
Es en esta tarea en la que el asesor psicológico puede ayudar más, facilitando y acompañando en tan difícil proceso.

La tercera tarea consiste en adaptarse a convivir con la enfermedad y sus consecuencias
1 Las adaptaciones externas:
2 Las adaptaciones internas
3 Las adaptaciones espirituales

El duelo en la Agonía

Esta última fase de la enfermedad, que llamamos agonía, es reconocida por numerosos autores como la más profunda y difícil experiencia que cualquier ser humano debe afrontar, provocando un conjunto de situaciones emocionales y psicológicas de gran fuerza y complejidad

Cuidados en la situación de agonía
La situación de agonía se define como aquel estado que precede a la muerte, en aquellas situaciones en que la vida se extingue gradualmente.
Es evidente que este proceso no se da en todos los pacientes, ya que en algunos casos, la misma enfermedad, o cualquier otro motivo recurrente, podrá ser causante de un problema agudo que provoque una muerte súbita

Características de la situación de agonía
Signos y síntomas del paciente
El deterioro evidente y progresivo del estado físico, con disminución del nivel de conciencia, desorientación y trastornos de la comunicación que se agrava progresivamente hasta la situación de coma.
Dificultad o incapacidad de comer, provocada por la debilidad y la disminución del estado de conciencia.
Alteración de los esfínteres, sobre todo en los pacientes tratados con psicotrópicos.
Síntomas físicos variables , según la patología de base , y el control previo de los de los síntomas . Es frecuente la presencia de fiebre , ocasionada muchas veces por infecciones secundarias .
Síntomas psico- emocionales variables, como angustia, agitación, crisis de miedo o pánico, manifestados verbalmente o no según su estado.
Necesidad de estar acompañado por aquellas personas que le son más afines.
Demandas muchas veces explícitas, de seguir siendo atendido por el equipo terapéutico , sobre todo si el paciente está en el domicilio.
Evidencia o percepción emocional, verbalizado o no, de la realidad de la situación y que en algunas ocasiones de madurez y aceptación humana son muestra de una gran dignidad.

Signos que expresan los familiares
Estrés psico- emocional por la proximidad de la pérdida.
Gran demanda de atención y apoyo.
Reivindicaciones terapéuticas poco realistas, y que deben contemplarse como signo de estrés emocional, o de falta de conocimiento concreto de la situación, normalmente en familiares llegados a última hora.
Necesidad de información concreta sobre la probable evolución, el tiempo disponible, los trámites necesarios,

El Duelo y la pérdida del trabajo, jubilación perdida de las propiedades

El Duelo por la pérdida del trabajo, jubilación, cambio de domicilio forzado, pérdida de las propiedades ...

No es simplemente un proceso psicológico, sino que junto a los componentes emocionales también hay otros fisiológicos o, sociales o, económicos ...

El Duelo es el proceso de adaptación que sigue a la pérdida de cualquiera de las situaciones mencionadas anteriormente o.
Así pues, estos factores estresantes pueden precipitar manifestaciones de índole depresiva y emocional como rabia, tristeza, impotencia, llanto, desesperanza o culpa que puede ser diferente para cada persona.


Fases del duelo
La primera fase de un duelo es la de choque,
Que suele surgir tras un el evento tanto estresante.
Esta fase puede caracterizarse por negación, perplejidad, sentido de irrealidad, etc .

La segunda fase la expresión de los sentimientos
Donde los sentimientos más comunes pueden ser la rabia, la tristeza el insomnio, los pensamientos recurrentes sobre el suceso, etc .

La tercera fase será la de aceptación.

Pero en la actualidad el que nos ocupa es el Duelo ante la pérdida del empleo ...
De todos es sabido que hoy en día y debido a la crisis, un gran número de personas está quedándose sin trabajo, jubilación anticipada, aumentan los desahucios, embargos... y a nivel psicológico tiene sus consecuencias.
La pérdida de un trabajo, jubilación... , Conlleva un cambio importante en la vida de una persona ya que debe adaptarse a una situación distinta a la que estaba viviendo hasta ahora y la aceptación de este cambio , a menudo es difícil.
A nivel psicológico, además la persona puede sentirse inferior al pasar a una situación más desfavorable y la sociedad, en este caso, también juega un papel importante ya que ejerce presión sobre el individuo .
A todo esto también hay que sumarle la situación económica personal de cada persona que, definitivamente, influenciará en su proceso de Duelo maximizando si ésta es desfavorable .
La persona que ha perdido un trabajo, sus propiedades puede entrar en un período de apatía que se debe evitar.
Su situación vital ha cambiado y la rutina que mantenía ha dejado de tener sentido con lo que es importante adaptarse a la nueva.
Seguir manteniendo unos hábitos es sumamente importante, así como adaptarse a un nuevo entorno .
Si se para el trabajo o se tiene la jubilación debemos evitar esto tan común como es el:
No tengo que levantarme temprano porque "ya no se tenga un motivo para hacerlo" ,
Es decir hay que seguir manteniendo un horario de sueño saludable, lo que significa que dormirán 7-8 horas dentro de un horario conveniente.
También es importante planificar los días de manera que la persona sepa qué quiere hacer cada día y así evitar entrar en un círculo de no actividad a medida que pasen los días
De la misma manera, debido a la posible aparición del sedentarismo en la pauta de actividades diarias, no está de más añadir el ejercicio, así como las convenciones sociales con familiares y amigos.
La pérdida de empleo supone un duro golpe para la persona acostumbrada a trabajar, pero también se puede ver como una oportunidad de cambio.
En el caso de cambio forzado de domicilio .... Es necesario que no nos cerramos con la nueva situación, hay que salir conocer el nuevo entorno para poder retomar nuestra vida en el nuevo entorno y dejar de ser y sentirnos extraños en el nuevo entorno
Quizá dentro de esta situación es el momento idóneo para formarse, para emprender o para pensar hacia dónde queremos llevar nuestra vida y fijarnos metas, de modo que no siempre tiene por qué ver esta pérdida como algo negativo.

De esta manera también se podrá evitar el sumirse en pensamientos negativos que lo único que harán será agravar el sufrimiento psicológico asociado a la pérdida.
Así pues, si se ha perdido el trabajo, una propiedad ... es muy importante no castigarse y no pensar que la culpa es de uno mismo ya que hay muchos factores por los que se puede perder un trabajo ...
Hay que procurar recordarse a uno mismo su valía y no auto compadecerse para poder afrontar la realidad, además de saber aprovechar el cambio que se acaba de producir, ya que nunca se sabe hacia dónde le puede conducir.
Es muy importante que vea este momento de su vida como un periodo de transición, y como tal, recuerde que cambiar


El suicidio

El suicidio es el acto de cortar la vida.

Que se produce cuando se descubre o re-descubre la soledad y la limitación de las capacidades que se tienen

Cuando una persona sufre un cambio brusco en el estado de ánimo, un largo tiempo de mal vivir, de impotencia para afrontar todas las situaciones de la vida o el contexto familiar y social puede romper la formación de su carácter, la fragilidad ya sea ante una enfermedad o una grave crisis, en la vejez, la soledad como consecuencia de la muerte de seres queridos y la perdida de relaciones familiares , laborales y sociales . que en ocasiones terminan en la desesperación y en la conducta suicida .

La conducta suicida también aparece en otros momentos de la vida y siempre se presentan síntomas cansancio, de hastío, pesimismo, astenia, ansiedad, etc...

Lo detalles de tener una casa oscura, persianas bajas, aspecto desalineado, desinterés por las cosas o personas, descuido en los horarios de sueño, desorden en la alimentación, etc ... .
Familiares, amigos, todos los que rodeamos a esa persona que empieza a resbalar por una pendiente demasiado peligroso,
La depresión juega un papel importante en el suicidio.
Muchos suicidios se cometen justo antes de que una persona salga de depresión o insatisfacción con algo crucial
Antes de tomar la decisión de quitarse la vida, la mayoría de las personas atraviesan una crisis en la solución de sus problemas.
Durante este proceso, y al continuar evadiendo las soluciones , se presenta un aumento en la tensión y la confusión
Los sentimientos de desorganización para el futuro, conducen a niveles más altos de frustración y confusión.

El fracaso para resolver la tensión con los recursos disponibles conduce a la impotencia a la desesperanza
Cuando el problema continúa, la persona puede ver en la muerte como la única salida para su dilema y si persisten los sentimientos de aislamiento y falta de valor, sin esperanza visible, o sin que se perciban señales de que las cosas mejoran, el resultado más factible será el suicidio.
"Nadie me comprende, nadie me quiere, nadie me querrá, ni nadie se interesa por mí, porque no lo merezco "
La ambivalencia caracteriza los pensamientos de las personas que contemplan el suicidio .
Al mismo tiempo desean vivir y morir, escaparse de su actual tristeza y dolor, y algunas veces, castigar a los que consideran culpables de sus males.
Esta mezcla de motivaciones es evidente en las notas de los suicidas , que expresan en general , amor y odio, enojo y remordimiento, temor y desesperanza
La muerte de un suicida puede tener un poder increíble sobre las vidas de los supervivientes ( familia , parientes, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, cabeza y muchos otros) dejándonos anonadados y llenos de culpabilidad, experimentan dolor, confusión y algunas veces culpabilidad por la muerte, no encuentran un porque y los pésames pueden no ser de ayuda como sucede con otros tipos de muerte .

 

El duelo

A lo largo de nuestra vida pasamos por una serie de pérdidas y separaciones que nos recuerdan que todo vínculo y toda realidad son temporales

Esta constatación nos puede angustiar y deprimir, pero no se puede eludir .

En el caso del proceso de duelo por la muerte de alguien cercano, la persona debe enfrentarse a la crisis de la pérdida ya una nueva estructuración de su vida, en la que el ser querido ya nunca más estará , por ello se requieren muchos reajustes vitales que dependen en gran parte de la misma persona, la vivencia del duelo es individual, aunque en su superación del entorno aporta factores importantes.

La manera en que vivimos durante el duelo es el que nos acerca o nos aleja de una resolución ante el dolor que experimentamos, por lo que la mejor manera de superar el malestar es enfrentándolo y buscando acoplarse a la vida que nos queda.
El proceso de duelo constituye un conjunto de reacciones de tal intensidad y complejidad que muchas veces es difícil distinguir entre un duelo normal y uno patológico, la frontera que podríamos poner es que en el duelo patológico la persona se ve superada por el dolor de la pérdida, rompiéndose el equilibrio psicológico y físico.

En cualquier caso habría que valorar el tiempo que duran los procesos defensivos (sobre todo la negación ) y en qué medida influyen en funcionamiento psicológico de la persona para poder hablar de duelo patológico .

Etapas del duelo
El recuerdo de su muerte te invadirá durante un buen tiempo,

La rabia te condicionara sin razón contra todo y contra todos.
Sentirás dolor en el cuerpo que te impedirá avanzar, porque no verás ningún camino para recuperar lo perdido.
Finalmente la muerte, la rabia y el contrasentido serán aparcados por tu conciencia y desaparecerán dentro de tus tristezas
Es entonces cuando comenzarás a aceptar la perdida

Las etapas
Anterior:
Cuando la muerte no es inesperada, es decir se tiene información previa, nuestra primera reacción es de sorpresa y luego se da paso a una negación, se vive en una represión de emociones pues lo más importante es brindarle apoyo a la persona que va a morir.

Inicial:
Inmediatamente después del fallecimiento llega el impacto emocional, reacción de rechazo a la perdida, que perdurará durante la negación del duelo, esta etapa puede durar semanas o meses, tendrás tendencia a recordar, a mencionar a la persona muerta y frases como sé como te sientes, sigue adelante, tienes otros hijos... o el difunto está en un lugar mejor, allí no sufre, son de gran ayuda. debemos aceptar el silencio, pues la persona que sufre el duelo es quien decide si desea hablar del tema o no, guardar silencio y demostrar nuestro apoyo es más que suficiente.
Aún así es importante que demostramos nuestro interés en ayudar, si no acepta nuestra compañía podemos ser de utilidad en las labores del hogar ...

Intermedia:
Enfrentamiento a la vida diaria, mayor percepción de pérdida, sentimientos de culpa.
Se habla de dos, en esta etapa todo depende del tipo de relación que mantenían con el fallecido, la persona doliente puede mostrar interés en comenzará a hablar del pasado con el difunto, su futuro, si escuchamos con atención sabremos que es lo que necesita.

Síntomas y propiedades del duelo
El duelo puede incluir tanto síntomas físicos como emocionales.
Existe una gran superposición con los síntomas de la depresión.

Los síntomas emocionales podrían ser los siguientes:
Ira. Ansiedad y ataques de pánico. Culpa. Negociación. Confusión. Negación. Des-organización. Miedo. Culpa. Irritabilidad. Soledad. Aturdimiento. Tristeza. Shock.

Los síntomas físicos del duelo incluyen los siguientes:
Episodios de llanto. Diarrea. Mareos. Latidos cardíacos rápidos. Sentir que tiene un bulto en la garganta. Alucinaciones. Dolores de cabeza. Hiper-ventilación. Náuseas. Falta de apetito. Inquietud. Falta de aire. Problemas para dormir. Opresión en el pecho. Cansancio. Pérdida o aumento de peso.

Como asumir la perdida
No existe una forma adecuada para asumir el duelo, cada duelo es diferente, no te obsesiones con superar rápidamente el duelo lo superas con el día a día, no dejes de:
Hablare de cómo se sientes con otras personas.
Intente mantenerse al día con sus tareas diarias, así no se sientiras abrumado.
Duerma bastante, siga una dieta bien equilibrada y haga ejercicio en forma regular.
Evite el alcohol. El alcohol puede hacerlo sentir más deprimido.
Vuelva a su rutina normal tan pronto como pueda.
Evite tomar decisiones importantes de inmediato.
Permítase llorar, sentirse aturdido, enojarse o sentirse del modo que se siente.
Pida ayuda si la necesita.

Duración del duelo
Probablemente comenzará a sentirse mejor dentro de las 6 a 8 semanas.
El proceso completo puede durar entre 6 meses y 2 años.
Entre las personas que pueden ayudarlo se incluyen los amigos, la familia, un religioso, un consejero o terapeuta, los grupos de apoyo y su médico de familia.

¿Cómo sé que estoy comenzando a sentirme mejor?
Es posible que comience a sentirse mejor de a poco.
Por ejemplo, es posible que se dé cuenta de que es un poco más fácil levantarse por la mañana o quizá tenga pequeñas ráfagas de energía.
Este es el momento en el que comienza a reorganizar su vida en torno a su pérdida o sin su ser querido.
Durante este tiempo, es posible que sienta que está atravesando una serie de altibajos.
Es posible que se sienta mejor un día, pero peor al día siguiente.
Esto es normal.
A la larga, comenzará a re-invertir en otras relaciones y actividades.
Durante este tiempo, es normal que se sienta culpable o desleal hacia su ser querido, porque está avanzando hacia nuevas relaciones.
También es normal revivir algunos de sus sentimientos de duelo durante los cumpleaños, los aniversarios, las fiestas y otras épocas especiales.

La diferencia entre el duelo normal y la depresión
Los síntomas del duelo y los síntomas de la depresión son bastante similares.
Si bien es normal para usted sentirse triste después de una pérdida, los sentimientos asociados con el duelo deberían ser temporales.
Si no comienza a sentirse mejor con el transcurso del tiempo, si sus sentimientos comienzan a perturbar su vida diaria o si está comenzando a pensar en hacerse daño o en hacer daño a otras personas, hable con su médico de familia.
Estos pueden ser signos de depresión.
Su médico de familia puede ayudarlo a tratar la depresión, de modo que pueda comenzar a sentirse mejor.

La Ansiedad

En esta situación, el organismo entra en alerta ante la posibilidad de la existencia de una amenaza, que no es lo mismo que cuando la amenaza pasa a ser real, pues en este caso lo que se libera es adrenalina.

Entre los trastornos de ansiedad se encuentran las fobias, el trastorno obsesivo - compulsivo, el trastorno de pánico, la agorafobia, el trastorno por estrés postraumático, el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de ansiedad social, etc .
En el caso del trastorno de ansiedad generalizada, la ansiedad patológica se vive como una sensación difusa de angustia o miedo y deseo de huir, sin que quien lo sufre pueda identificar claramente el peligro o la causa de este sentimiento. Esta ansiedad patológica es resultado de los problemas de varios tipos a los que se enfrenta la persona en su vida cotidiana, y sobre todo de sus ideas interiorizadas acerca de sus problemas.

Diferencia entre ansiedad patológica y adaptativa

La ansiedad normal se presenta en episodios poco frecuentes, con intensidad leve o media y de duración limitada, ante estímulos previsibles y comunes y con un grado de sufrimiento y limitación en la vida cotidiana acotada.
En cambio la ansiedad a niveles patológicos se caracteriza por sucederse en episodios reiterativos, de intensidad alta y duración excesiva, con alta y desproporcionada relevancia a la amenaza, provocando gran sufrimiento y notable interferencia en la vida diaria.

Síntomas
Los síntomas de ansiedad son muy diversos y tal vez los más comunes consistan en hiperactividad vegetativa, que se manifiesta con taquicardias, mareos, sensación de ahogo, temblores en las extremidades, sensación de pérdida de control o del conocimiento, transpiración, náusea, rigidez muscular, debilidad muscular, insomnio, inquietud motora, dificultades para la comunicación, pensamientos negativos y obsesivos, etc .

La ansiedad se puede manifestar de tres formas diferentes:

A través de síntomas fisiológicos, cognitivos y conductuales.
Éstos hacen referencia a tres niveles diferentes, los cuales pueden influirse unos en otros, es decir, los síntomas cognitivos pueden exacerbar los síntomas fisiológicos y éstos a su vez disparar los síntomas conductuales.
Cabe notar que algunos síntomas de la ansiedad suelen parecerse a los de padecimientos no mentales, tales como la arritmia cardíaca o la hipoglucemia.
Se recomienda a los pacientes someterse a un examen médico completo para descartaros.
La ansiedad también puede convertirse en un trastorno de pánico, en el que la persona cree que va a desmayarse, morir o sufrir algún otro percance fisiológico.
Es común que las personas con este trastorno acudan a urgencias con cierta frecuencia y se sienten mejor después de ser atendidas .

Cuando el duelo se vuelve patológico
Se puede hablar de duelo patológico o complicado cuando las reacciones emocionales por la pérdida son muy fuertes e interfieren en el desarrollo normal de la vida diaria.
También cuando la duración de la reacción es excesivamente larga o tenemos síntomas extraños que antes no teníamos
El duelo patológico se manifiesta de diferentes maneras como por ejemplo:

las Psicológicas:
En forma de auto reproches.
Pensamientos de muerte.
Irritabilidad e ira in-habitual contra terceras personas,

Emocionalmente
La tristeza patológica puede complicarse con otros síntomas como:
Aislamiento social.
Falta de cuidado personal. Falta de energía y deseos de hacer las cosas
Consumo abusivo de alcohol o medicinas

Físicamente,
Trastornos del sueño.
Trastornos de la alimentación.
Fatiga.
Dolores musculares,
cefaleas.
Preocupaciones por la enfermedad.
Cuando tenemos que solicitar ayuda de un profesional
Cuando superar el duelo es especialmente complicado.

Cuando el duelo es patológico.
Cuando nos afecta la persistencia de los recuerdos y planteamiento de preguntas sin respuesta.
Sentimiento de culpa.
Emociones negativas de ira o de odio.
Abandono del cuidado personal.
Aislamiento social.
Consumo excesivo de drogas,alcohol. medicinas.

 

La ayuda

Te ayudaremos a mejorar las reacciones emocionales en el proceso de duelo y pérdida.
A reconocer la pérdida, dejando sentir el dolor en el interior de uno mismo.
Enseñarte como son los procesos de duelo.
Facilitándote un espacio y un tiempo para la expresar tus emociones y tu dolor de manera íntima y personal.
Ayudarte a expresar y reconocer tus sentimientos, ayudarte a dominar tus emociones.
Ayudarte a reorganizar tu vida diaria después de superar loa miedos, las incertidumbres

Como ayudar en el Duelo
Ante la pérdida de un ser querido, lo que más necesitamos y lo último que conseguimos es la resignación.
No es aprender a vivir con el dolor, es comprender y aceptar la pérdida;
Se requiere más que el paso del tiempo, una re-estructuración.

Hay cuatro aspectos principales en los que podemos intervenir para ayudar al doliente a superar este proceso.
Hay que recalcar que la resolución del duelo no está en función de los otros, sino de la misma persona , pero el apoyo que se recibe ayuda a no sentirse solo y hace menos pesada la carga .

Aceptación de la pérdida
Es el más difícil de conseguir, pero hay que tomar en cuenta que la muerte más que el fin de una vida, implica el cambio de muchas más, la partida del ser amado es sólo un paso más para los que se quedan .
Es de gran ayuda hablar del deceso, por lo que es necesario que la persona relate cómo ocurrió y la manera en que conoció la noticia, esto permite que se familiarice con la idea, no implica atormentarlo sino hacerlo rememorar porque calme su sentir gradualmente.

Debemos propiciar que participe en los ritos funerarios para despedirse del difunto, el no poder o no querer hacerlo puerta a futuros arrepentimientos y culpas, la búsqueda de la espiritualidad (independientemente de la religión que se profese ) puede ser buen consuelo, para ello, se necesita hacer reflexionar al doliente valorando que lo que ocurrió no se debe a la bondad o maldad de las personas, sino que forma parte de un proceso, no se recomienda que se realice durante los ritos pues el tornado de emociones presentes no permiten que la persona piense mesuradamente, debe llevarse a cabo una vez que la persona haya " vuelto" a sus actividades cotidianas.

Cabe expresar el apoyo a la persona, y más que dar palabras alentadoras, se debe abrazar y dejar que se explaye libremente .

Alivio
Parte de la aceptación es el alivio, y para ello el pacientes debe expresar verbalmente o a través del llanto su sentir.
Inhibir cualquier sentimiento prolonga el proceso.
Hay que romper con la idea de "hacerse el fuerte " para que los que nos rodean no encuentren en nosotros un motivo de preocupación o fastidio, ese es el momento de la despedida y de expresar todo lo que se siente, sin importar de qué emoción se trate: tristeza, culpa, miedo, impotencia, enojo etc.

Si el pacientes no se quiere expresar abiertamente, debe acompañarse a algún lugar privado y mantener siempre contacto con él / ella, mediante un abrazo o colocando una mano en su hombro.

Hay que cuidar la euforia durante la manifestación de sus emociones, no permitir que se pueda dañar golpeando o lanzando objetos, ante esto se sugiere tranquilizarlo lo a través del contacto ya señalado y preguntando por su sentir, hacer lo pensó calmará sus emociones (mas no las desaparecerá ) .

Reincorporación a las actividades cotidianas
Es conveniente mostrarse cerca y al pendiente de la persona en duelo, ya sea llamando por teléfono , visitándolo, o realizando actividades juntos.
Particularmente la selección de objetos del muerto que se rechazará, se recomienda durante los primeros días después del deceso, pues prolongarlo dificulta más hacerlo.
Que la persona no realice las tres comidas necesarias al día es normal, pues el estado de ánimo no siempre permite hacerlo, pero aún así debe insistirse e involucrarse en su alimentación, algo que podría ser de ayuda es realizar el aseo de la casa, piezas y / o trastes para que la persona se distraiga y genere un poco de cansancio que le permita sentir apetito.
Si la persona trabaja o estudia debe animarse a él a que realice sus actividades respectivas, a pesar de la falta de concentración debe haber un esfuerzo para retomar poco a poco el estilo de vida.

Interés por la vida
Debe plantearse a la persona la recuperación de sus proyectos de vida, sus intereses y metas, así como mencionarle las personas que aún están con vida y se preocupan por él / ella.
Consolidar un diálogo sobre este tema después de la primera semana del deceso es el más conveniente .
Hay que tener presente que durante las primeras tres semanas, no es favorable forzar a la persona en duelo a distraerse mediante fiestas, o actividades que requieren la expresión de felicidad excesiva de los que están en el entorno, pues más que motivarlo a alegrarse podría ocasionarle sentimientos de culpa o pensamientos de incapacidad de lograr la superación de su sentir.
Todo lo anterior está encaminado a ayudar a los pacientes en la aceptación de la despedida como algo definitivo, no hay que presionar en el olvido pues nunca olvida una pérdida, se debe aprender a vivir sobre la base de ella y censurar cualquier manifestación de sentimientos sobre este tema es el menos conveniente para la persona.

Ante todo hay que buscar la proximidad de quienes quedan con vida, tomando la muerte como un llamado de atención para valorar aún más lo que se tiene; pensar y sentir a los que amamos nos motiva más a superar nuestros malestares ya conseguir nuestras metas .

Cuando tenemos que pedir ayuda de un profesional
Cuando superar el duelo es especialmente complicado.
Cuando el duelo es patológico.
Cuando nos afecta la persistencia de los recuerdos y planteamiento de preguntas sin respuesta.
Sentimiento de culpa.
Emociones negativas de ira o de odio.
Abandono del cuidado personal.
Aislamiento social.
Consumo excesivo de drogas, alcohol. Medicinas
.